Tuesday, November 15, 2005

ECHAMOS A NAVEGAR EL SENTIDO
El océano es para siempre podríamos decir, ahora, mientras la fragancia del mar nos entra por la nariz y el rumor del agua nos recuerda otros momentos agradables de nuestra vida, pasados junto a la orilla. ...La orilla , el límite de lo posible para el hombre solo, quien no puede por sus medios alcanzar el horizonte... La orilla de “la mar”, la amante vieja del marinero despojada de sus mejores encantos y peligros, olvidada como las sirenas, las serpientes y los abismos, que un día la poblaron y la definieron. La frontera de la mar es, a nuestro juicio, el escenario apropiado para echar a navegar el sentido.

El océano es para siempre, pero el vaivén de las olas, el envolver y el recogerse tienen sentido, un sentido diverso cada segundo, un sentido ondulante, un sentido envolvente como caricia, ascendente y profundo; emergente como la vida es el sentido de una gota que salta sobre la cresta de una ola. El mar contiene casi todo lo que hay en un mundo que gira de izquierda a derecha (y a veces de derecha a izquierda, - para que nadie se enoje-) porque en esta tierra todo cambio de sentido es posible: cambia el viento, cambia la luna y cambian las olas, cambia el sentido de la vida, el sentido común, el sentido de las calles, el sentido del deber, del honor, de la honra. Crece desmesuradamente el sentido de las cosas, el sexto sentido dormita frente al televisor, dormita junto al sentir, rodeado de cosas.

Todo sentido és, para el hombre y sus hermanos en el emocionar, que son los seres vivos. No hay sentido en sí y para sí, si no es para el ser, para existir en el único planeta vivo conocido, nuestra casa, nuestra casa con piscina, que es este mar inmenso, y la Tierra, nuestra única tierra.

...Y estamos aquí parados, mujeres y hombres, en la frontera divisoria del mar, con sus ires y vaivenes evidentes, y nos preguntamos por el sentido, el sentido de nuestras vidas, el sentido del ser contra la nada, y buscamos una respuesta que no sea “la elaborada”, “la redonda de exportación”.Y la respuesta parece ir y venir como las olas... y tal vez estiramos la mano y cogemos un poco de ese sentido, y lo contemplamos como un todo quieto y tranquilizador, que inevitablemente volverá a la profunda inquietud de las olas. Es desde este sentir, estimados amigos, que los invitamos a echar a navegar todo sentido, en un acto ritual abierto, que no tiene más contenido que nuestros propios anhelos ... un gesto simbólico que no tiene más sentido que el de las olas, o el que cada uno de nosotros pueda poner en él... si lo desea.

2 Comments:

Blogger Photoholic said...

los mejores recuerdo que tengo en el mar son nadando contigo, en antofa el canelo o donde fuera.

16 November, 2005 13:57  
Blogger Photoholic said...

ah, y esa foto es la mejor foto del mundo

16 November, 2005 13:57  

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home

Company, Business and Corporate Logo.
Company Logo